El vocalista de Pastilla pide perdón por comentarios xenófobos

Víctor Monroy publicó a través de las redes sociales de la banda que mataría a los mexicanos que fueran a Estados Unidos y que deseaba que todos falleciéramos en un temblor.
Pamela Escamilla

Víctor Monroy, quien en un tuit expresó su deseo de que todos los mexicanos se murieran en un temblor, envió una disculpa a quienes se ofendieron con sus comentarios a través de un texto compartido a Sopitas.

“Me siento muy apenado por haber proyectado odio hacia mi gente, a los fans, y a todos los mexicanos. No tengo excusas y asumo toda la responsabilidad, y si me han de sacrificar por un post cargaré mi cruz hasta el monte”, reconoció el único integrante original de Pastilla, banda cuyas cuentas en redes sociales están inhabilitadas tras el incidente.

“Lucharé por expulsar su méndiga raza”, había señalado Monroy en la cuenta de Twitter de la banda, a pesar de que el líder del grupo nació en la Ciudad de México y es descendiente de mexicanos que —como muchos otros— decidieron que tendrían una mejor vida si se iban a Estados Unidos. Pastilla es una banda cuya base de operaciones está en Los Ángeles, pero gran parte de sus canciones están en español y su carrera la han construido, en gran medida, gracias a hispanohablantes dentro y fuera de Estados Unidos (por algo la banda no tiene entrada de Wikipedia en su versión en inglés).

El vocalista de Pastilla también aseguró en los tuits que mataría a los mexicanos que fueran a Estados Unidos y expresó su odio hacia los salvadoreños, lo que quedó inmortalizado con algunas capturas de pantalla antes de que borrara los comentarios.

En redes sociales, las reacciones eran de enojo pero no de sorpresa, ya que de acuerdo con algunos usuarios no era la primera vez que Monroy hacía ese tipo de comentarios. Otros decían que quién era él y preguntaban qué era Pastilla, ya que el punto cumbre de la carrera de la banda fue a finales de los noventa y en los dosmiles tempranos, lo que refleja que a la comunidad en general no le quita el sueño si la banda se vuelve a presentar aquí.
Tweet

“Sé que no estuvo bien. Sin embargo, esta situación de que en México se nos trata como banda nacional para ciertas cosas y como banda internacional para otras es muy frustrante”, agregó Monroy en su carta, después de que con pedir perdón todo iba más o menos bien.

“En México, a las bandas internacionales se les dan facilidades que las bandas nacionales nunca podrían tener”, indicó el músico, quien expresó su frustración de no ser aceptado como local ni en Estados Unidos ni en México. “Es muy frustrante estarse topando con la misma pared una y otra vez y seguir intentando poder ir a tocar en condiciones decentes”, indicó Monroy, quien en vez de usar una manera formal —o al menos, respetuosa— de quejarse con lo que sea que no le haya gustado de las condiciones y negociaciones de su último concierto en México (el 4 de agosto en el Parque Naucalli con Niña y La Gusana Ciega), prefirió insultar a una nación entera con la que tiene un vínculo inquebrantable, le guste o no. Nos guste o no.