¿En verdad existe el Blue Monday o es puro cuento?

Si crees que este es el día más triste del año, aquí te dejamos un playlist para hacerlo todavía más lamentable.
Iraís M.
Foto: StockSnap.io

Desde hace algunos años, se considera al Blue Monday como el día más triste del año. ¿Por qué? De acuerdo con el Dr. Cliff Arnall, ―psicólogo que sostenía estar relacionado con la Universidad de Cardiff― variables como las condiciones climáticas, la cuesta de enero y ser una fecha en la que ya estaba claro que se estaba fallando con los propósitos de Año Nuevo, convertían al tercer lunes de enero como el más triste del año

Sin embargo, la Universidad de Cardiff se desligó de Arnall y su teoría, asegurando que solo fue un profesor de medio tiempo que ya ni trabajaba con ellos ―nunca tuvo un cargo en su departamento de investigación ni publicó nada―. Aparte, las variables climáticas solo tendrían que ver con el hemisferio norte de la Tierra, que es donde es invierno durante la época del Blue Monday.

Por otra parte, la primera vez que se usó el término Blue Monday fue en 2005, como parte de una campaña para promover a la plataforma de viajes Sky Travel. La idea era activar la economía en enero, cuando la gente suele tener menos dinero para viajar. ¿El pretexto? Hacer que la gente se alejara de los sentimientos negativos yéndose de vacaciones. Lamentablemente no les funcionó, Sky Travel cerró en el 2010 y todos lunes siguen siendo días deprimentes ―independientemente del Blue Monday―.

¿Entonces qué pasa con el “Blue Monday”?

“Estamos al tanto de la publicidad y la información mediática, como forma de lidiar con nuestra realidad y buscar un cierto control sobre ella. Lo que ayuda a construir la idea del Blue Monday”, sostiene Ricardo Trujillo Correa, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Decir que un día en específico es el más triste del año es seudociencia, pues el estado de ánimo de las personas no se constituye de eventos únicos y matemáticas. La afectividad es colectiva e involucra el contexto, el espacio, la temporalidad y la individualidad”, aclaró Trujillo en una entrevista publicada hoy por Gaceta UNAM

El académico de la Facultad de Psicología también destacó que el concepto del Blue Monday ha llevado a que se analicen desde las tasas de suicidios hasta estados financieros, pero no se ha encontrado nada que diferencie al tercer lunes del año de los demás días. 

“Sería como creer que el 31 de diciembre nos influye para repensar nuestra vida o el 14 de febrero tiene algo que nos hace más románticos”, indica Trujillo. “Si una idea es fomentada mediáticamente con la lógica de producir una necesidad y al mismo tiempo te vendo algo para satisfacerla, es el escenario perfecto para el consumo”, concluyó. 

Si aún así insistes en que hoy estás triste por el Blue Monday y quieres hablar de este tema en la sobremesa, aquí te dedicamos un playlist: