Forever 21 podría declararse en bancarrota

Una de las marcas de fast fashion más famosas está pasando por una etapa complicada.
Natalia Ríos

Forever 21, una de las marcas de fast fashion a nivel mundial más populares, se encuentra en serias dificultades financieras y podría estar a punto de declararse en bancarrota.

De acuerdo con Bloomberg, la marca está considerando esta alternativa debido a que sus ventas han bajado considerablemente, y aunque ya estaba negociando opciones de financiamiento adicionales y trabajando con asesores para reestructurar su deuda, los trámites se han estancado.

Hace unas semanas, algunos medios informaron que Forever 21 –cuyas ventas hasta hace poco se estimaban en alrededor de 3 mil millones de dólares anuales– estaba teniendo problemas para pagar a sus proveedores y se encontraba en busca de formas para revivir su negocio.

Ahora, al declararse en quiebra, la marca podría deshacerse de tiendas que ya no son rentables y de ese modo tratar de recapitalizarse.

Por lo pronto, Forever 21 aún no ha anunciado oficialmente ningún plan para cerrar algunas de las 800 sucursales que tiene en Estados Unidos.

Sin embargo, el hecho de que muchas de estas tiendas se encuentren en centros comerciales, a los que acuden cada vez menos compradores, hace más complicada la situación, aunado al hecho de que el auge de las compras de ropa en línea le ha pegado muy fuerte a esta y otras marcas alrededor del mundo.

Un ejemplo de esto es lo que ha pasado con TopShop, con sede en Reino Unido, que recientemente se declaró en bancarrota y cerró todas sus tiendas en Estados Unidos.