El Fyre Festival contraataca: se va contra Migos, Pusha T, Kendall Jenner y más

El administrador del evento busca que modelos, agencias y artistas devuelvan el dinero que se les había pagado para participar en el fraudulento festival.
Iraís M.
Billy McFarland, promotor del Fyre Festival. Foto: AP Photo/Mark Lennihan

A dos años del escándalo del Fyre Festival, famosos como Kendall Jenner, Migos y Pusha T están siendo demandados para devolver el dinero que obtuvieron por parte de los organizadores del festival. De acuerdo con documentos obtenidos por E! News, el administrador del Fyre, Gregory Messer, fue quien demandó ante el Tribunal de Quiebras de Nueva York.

La demanda de Jenner indica que la modelo recibió 275 mil dólares por solo un post de social media, en el que la modelo hacía referencia a su “familia de G.O.O.D. Music”. En el mensaje no se indicaba que le pagaron por promover el evento y, según Messer, el mensaje de Jenner hacía creer erróneamente a sus seguidores que su cuñado Kanye West ―fundador de G.O.O.D. Music― podría presentarse en el Fyre Festival.

Otras demandas por quiebra están enfocadas en DNA Model Management, agencia que representa a Emily Ratajkowski, a quien se le pagaron 299 mil dólares y tampoco aclaró en su post de redes sociales que era una publicación pagada.

En el ámbito musical, los documentos de la corte exigen que se devuelvan los 350 mil dólares que se le pagaron a International Creative Management, a cargo de Migos, Lil Yachty y Rae Sremmurd; Creative Artists Agency, agencia que recibió 500 mil dólares por Blink-182; y Nue Agency, quienes recibieron 730 mil dólares por Pusha T, Desiigner y Tyga.

Antecedentes del Fyre Festival

El Fyre Festival se realizaría en una isla de Bahamas en abril de 2017. El evento se había promovido como un evento de lujo, pero la falta de planeación y organización (lo puedes ver en Fyre: The Greatest Party That Never Happened) provocó que los asistentes encontraran tiendas de campaña en lugar de hospedaje de lujo, así como falta de seguridad y comida.

El caos previo al evento provocó que actos musicales cancelaran su participación, aumentando la inconformidad entre quienes fueron al Fyre Festival. Billy McFarland, CEO de Fyre Media, está cumpliendo su condena de 6 años en prisión por fraude. A principios de este año, las modelos involucradas en la promoción del evento fueron citadas a declarar con respecto al asunto.

En marzo se anunció que la oficina del alguacil de Manhattan subastaría merchandise oficial del Fyre Festival y que lo recuperado se destinaría a las víctimas del fraude de McFarland, entre quienes aparte de público hay proveedores de servicios locales. 

¿Se tendrá el plan que lo recuperado por los organizadores sirva también para ese propósito?