¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Google confirma que alcanzó la supremacía cuántica, ¿qué significa esto?

La compañía presenta una primera prueba de cómo estas supercomputadoras superan por mucho a las convencionales.
Natalia Ríos
Foto: Erik Lucero para Google

El miércoles, Google anunció haber logrado la supremacía cuántica, un hito muy esperado en el mundo de la computación. En un artículo, la plataforma reunió la opinión de numerosos científicos cuánticos de distintas partes del mundo. Todos ellos coinciden en que se trata de un logro científico enorme y de un hito en la computación “comparable a los primeros vuelos de los hermanos Wright”, según las palabras de William Oliver, investigador del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

El equipo de científicos, dirigido por John Martinis, un físico experimental de la Universidad de California, asegura que su computadora cuántica realizó un cálculo específico que supera por mucho las capacidades de las computadoras convencionales: su supercomputadora logró realizar en 3 minutos y 20 segundos lo que a cualquier supercomputadora existente le habría tomado 10 mil años.

Foto: AP.

Durante mucho tiempo, la supremacía cuántica ha sido vista como un hito porque demuestra que la computación cuántica puede superar a las computadoras clásicas, explicó Martinis.


¿Cómo funcionan las computadoras cuánticas?

De acuerdo con la revista Nature, las computadoras cuánticas funcionan de una manera esencialmente diferente a las computadoras convencionales: un bit clásico es un 1 o un 0, pero un bit cuántico, o qubit, puede existir en múltiples estados a la vez. Al estar los qubits vinculados, los físicos pueden, en teoría, sacarle provecho a la interferencia entre sus estados cuánticos en forma de onda para realizar cálculos que de otro modo podrían llevar millones de años.

Según los físicos, los algoritmos revolucionarios de la computación cuántica podrían hacer búsquedas en bases de datos difíciles de manejar, factorizar grandes números, incluidos los que se usan en el cifrado. Esto hace pensar que la encriptación cuántica sería imposible de hackear. Por ahora, todas estas aplicaciones están a décadas de distancia.

Foto: Erik Lucero para Google.

Por ejemplo, el algoritmo de Google se ejecuta en un chip cuántico compuesto por 54 qubits, cada uno hecho de bucles superconductores. Pero esta es solo una pequeña fracción del millón de qubits que se necesitarían para una computadora cuántica de uso general.


La polémica con IBM

Durante años, IBM ha sido el principal rival de Google en la creación de computadoras cuánticas. Tras darse a conocer este informe (una primera filtración se publicó en el sitio de la NASA en septiembre) IBM informó que los cálculos sobre los tiempos de solución de una tarea eran erróneos, pues en realidad sus máquinas podrían solucionarla en solo 2 días y medio, utilizando una tecnología convencional diferente. De hecho, la empresa publicó algunos comunicados para invitar a periodistas a su sede y demostrar que Google se está adjudicando una hazaña que no es suya del todo.

Fungiendo como una especie de árbitro entre ambos competidores, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha dicho que en los próximos meses se estudiará a detalle si la computadora cuántica de Google puede efectuar una operación que supera a cualquier máquina convencional. “En cualquier caso, no se pone en duda que en algún momento una computadora de, digamos, 100 qubits podrá superar a una convencional”, dijo uno de los investigadores del CSIC.

Foto: Shutterstock.


Un avance en proceso

Es importante destacar que este nuevo sistema de computación cuántica no tendrá aplicaciones prácticas en el corto plazo pero, destacó Martinis, ha conseguido demostrar que el hardware y el software cuántico funcionan de manera correcta.

Y aunque por ahora su superioridad se ha demostrado únicamente para una tarea muy específica, ha servido para demostrar a los físicos que la tecnología cuántica funciona como se espera cuando se utiliza en un problema complejo.