¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Hayley Williams, de Paramore, habla de la etapa en que se quería morir

La cantante escribió un ensayo sobre la profunda tristeza en su vida mientras hacía After Laughter.
SlangFm

After Laughter, de Paramore, es uno de los 50 mejores álbumes de 2017 según Rolling Stone. Y es también el disco en el que Hayley Williams hizo una crónica de su cansancio con el mundo.

El contraste entre las letras oscuras y los ritmos festivos del disco pudieron haber confundido a quienes no hayan puesto la atención suficiente, pero Williams estaba pasándola realmente mal cuando escribió esas canciones.

Así lo ha dicho a un año del lanzamiento del disco en la revista Paper, en la que escribió un ensayo sobre la idea de usar un arcoíris sonoro para hablar de la lucha por cuidar su salud mental.

Cuando Taylor York (guitarrista de Paramore) y ella debían empezar a escribir lo que sería su quinto álbum, After Laughter, se dio cuenta de que las primeras letras que estaba lista para enviarle decían: “Cordura, ¿por qué te burlas de mí? / habías sido mi amiga, pero ahora somos enemigas / cuando me arrodillo te escucho reír / cuando invoco tu nombre, no vienes”.

No terminaron la canción pero ese verso le sirvió para darse cuenta de que algo no estaba bien. No lograría ir a ningún lado si no conseguía liberarse de esa enorme carga emocional que tenía encima.

Y es que había pasado por una etapa dura: un miembro de la banda se había ido, pelearon por dinero y sobre quién había escrito qué canciones. Tenía un anillo de compromiso a pesar de que la relación se había terminado unos meses antes. Pero después vino lo peor: dejó de comer, dejó de dormir y dejó de reír… por mucho tiempo.

“Hasta la fecha dudo en llamarlo ‘depresión’. En especial por miedo. La gente lo pondrá en el título, como si la depresión fuera única e interesante y mereciera un clic. La psicología es interesante. La depresión es un tormento”, dice Williams en su ensayo (lo cual nos obligó a omitir la palabra con “d” en el título de este texto).

Williams cuenta que escribir requirió de un esfuerzo descomunal. Por más que lo intentaba, no estaba satisfecha con el resultado. La desconcertaba el hecho de tener frente a sí a alguien listo para ponerle todos los obstáculos a su creatividad, y que ese alguien fuera ella misma.

Pero escribir le salvó la vida. Y así lo cuenta: “Me forzó a ser honesta. Me hizo sentir empatía por Taylor, quien también había tenido problemas de salud mental. Me ayudó a comprender que el bienestar emocional y la salud física en realidad están relacionados. Me ayudó a darme cuenta de que nunca debí haberme casado con mi ex y que el amor no es algo que podamos extraer el uno del otro”.

“La escritura abrió mi corazón a la curación, y Zac Farro regresó a Paramore para volver a brillar con nosotros. Ahora, cada vez que tocamos, doy la vuelta y ahí está de nuevo mi hermano (refiriéndose a Farro) en la batería. La etapa de negación ha pasado”.

Todo esto es a lo que Williams llama “La vida con After Laughter”, un verdadero punto de inflexión en su vida que al final se transformó en uno de los mejores álbumes de 2017.