“Me fecundaron tal como se fecunda a las yeguas”, asegura la mamá de los hijos de Michael Jackson

El Rey del Pop vuelve a estar en boca de todos.
Natalia Ríos

Tras el estreno del documental Leaving Neverland, Michael Jackson ha vuelto a estar en boca de todos. El relato detallado de las situaciones que vivieron dos hombres que fueron abusados sexualmente por el Rey del Pop cuando eran niños ha provocado un enorme desconcierto entre sus seguidores y en el público en general.

En este contexto, el diario británico The Sun publicó la semana pasada (14 de marzo) las declaraciones de Debbie Rowe, una enfermera que fue la esposa de Jackson durante tres años y con quien tuvo dos hijos por medio de un donante de esperma.

En entrevista con el tabloide inglés, Rowe asegura que nunca tuvo relaciones sexuales con el cantante. “Me fecundaron. Tal como se fecunda a las yeguas para que se reproduzcan. Fue algo muy técnico. Igual que yo le meto el esperma a mis caballos. Así lo hicieron conmigo. Yo era su yegua pura sangre”, explica la mujer que concibió a los hijos de Jackson.

Anteriormente, se había puesto en duda la paternidad biológica de Jackson, pues incluso en 2013 un actor británico, amigo del Rey del Pop, aseguró que él había sido el donante de esperma, señala El País.

Rowe añadió: “Michael era un hombre divorciado, solitario, que quería tener hijos. Yo le ofrecí mi vientre, fue un regalo. Fue algo que hice para que fuera feliz”. Además, la enfermera aclara que ella no se hizo cargo del cuidado de los niños. Fue Michael quien se encargaba de resolver todo.

Rowe y Jackson se casaron a finales de 1996 y se separaron tres años después. En la boda, ella estaba embarazada de su primer hijo con el cantante: Prince, que nació en febrero de 1997. Al año siguiente nació su segunda hija, Paris. Tras su separación fue Jackson quien se quedó con la custodia de ambos. Años más tarde, cuando Michael murió en 2009, la mamá de la estrella pop se quedó con la custodia de sus hijos.

La hija de Jackson, Paris, ha intentado defender la inocencia de su padre. Algunos medios aseguran que le preocupa que los proyectos en los que trabaje como actriz resulten un fracaso al relacionar su imagen con los escándalos de su papá.

Por su parte, Rudi Dolezal, un productor de videos musicales que trabajó con Jackson, dijo recientemente en entrevista con Page Six que el cantante era un depredador. “Creo totalmente en lo que cuentan sus víctimas en el documental. Es un trabajo brillante. Nadie podría detener a Michael. Es difícil pensar que un icono es una estafa“, señaló.

Además, Dolezal habló de cómo el padre de Michael, Joe Jackson, lo había traumado durante su infancia, en especial por la manera abusiva en que lo enseñó a bailar.

“Si la leyenda de Michael Jackson queda destruida por el documental, el responsable es Michael Jackson, nadie más”, señaló.