James Blake ayuda a otros músicos a luchar contra la depresión

El músico dio una conferencia para ayudar a otros artistas que son víctimas de este problema.
SlangFm

El fin de semana (1 de julio), el músico británico James Blake participó en el simposio anual de la Performing Arts Medicine Association (PAMA) en la Universidad Chapman de Orange, California.

En su conferencia, Blake habló de su experiencia personal con la depresión y la ansiedad, a la vez que alentó a los artistas que luchan con problemas similares a no sufrir en silencio.

Su presentación formó parte del panel llamado: “Lo tienes: manejando la crisis suicida dentro de la comunidad artística”. Blake, de 29 años, habló sobre su depresión, la cual lo llevó a tener pensamientos suicidas cuando estaba de gira al principio de su carrera.

"Dejé de tener una vida normal cuando aún estaba muy joven. Cuando estás de gira, tu conexión con otras personas se vuelve muy superficial. Entonces, si estuviste solo un día en una ciudad y alguien te pregunta cómo estás, solo mencionas las cosas buenas, lo cual generalmente no es así, y tampoco implica lo ansioso o deprimido que puedes llegar a sentirte”, dijo.

Los primeros sencillos con los que Blake consiguió el éxito internacional fueron "Limit to Your Love" y "The Wilhelm Scream"; ambos formaron parte de su álbum debut James Blake, lanzado en 2011, cuando el músico londinense tenía 21 años.

Blake dijo también que los hábitos alimentarios poco saludables, lo cual es algo muy frecuente para músicos que andan de gira, hicieron que sus problemas mentales se exacerbaran.

"El desequilibrio químico debido a la dieta y el deterioro de mi salud fueron factores muy importantes que terminaron por llevarme a la depresión y a tener pensamientos suicidas. Desarrollé algunas reacciones a ciertos alimentos que me provocaron una crisis existencial durante todo ese periodo. Comía ciertas cosas y después sentía que nada en el mundo tenía sentido”, explicó.

A finales de mayo, James Blake presentó una nueva canción llamada “Don’t Miss It”. Pocos días más tarde, el músico criticó en Twitter la manera como un tema en el que habla sobre sus sentimientos llevó a varios medios a etiquetarlo como “chico triste”. Su comentario fue retuiteado 14 mil veces y en él expresó lo siguiente:

“Estoy muy contento por el buen recibimiento que ha tenido ‘Don’t Miss It’, sin embargo, no puedo evitar darme cuenta de que cada vez que hablo de mis sentimientos en una canción, las palabras ‘chico triste’ se usan para describirla. Siempre he considerado que esta expresión, que se usa para describir a los hombres que hablan abiertamente de sus sentimientos, es problemática y poco saludable. El simple hecho de ponerle una etiqueta, cuando jamás cuestionamos a las mujeres que hablan sobre las cosas por las que pasan, contribuye a la desastrosa estigmatización de los hombres que se expresan emocionalmente”, señaló.

Y añadió: “Ya vivimos en una epidemia de depresión masculina y suicidio. No necesitamos más pruebas de que hemos dañado a los hombres cuestionando su necesidad de ser vulnerables y abiertos. Hablar de lo que te preocupa solo puede ser bueno. No hay manera de que el machismo o alardear de valiente sean actitudes que puedan salir triunfantes"

"Los obstáculos en el camino a la salud mental y a la felicidad se hacen a un lado por medio de la honestidad. He visto a demasiados amigos hundirse en esto, y yo casi me hundo también al guardármelo todo por miedo a mostrarme débil. Ahora veo la gran fortaleza y el beneficio que existe en abrirse emocionalmente para todos aquellos a tu alrededor”.

El simposio anual de la Performing Arts Medicine Association es un encuentro que se lleva a cabo desde los ochenta como parte del Festival de Música de Aspen. Originalmente se centró en cuestiones de salud entre los músicos clásicos, pero ha ampliado su misión en los últimos años para incluir a músicos y artistas de todos los géneros y disciplinas.