¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Krist Novoselic reflexiona sobre el legado de Nirvana y de su álbum Nevermind

El cofundador y exbajista de Nirvana habla también del futuro de su nueva banda, Giants in the Trees
SlangFm

En una extensa entrevista con la revista inglesa Kerrang!, Krist Novoselic habló, entre otros temas, de la manera como en 2016 formó un nuevo proyecto musical. Un edificio histórico estaba a punto de ser cerrado en Skamokawa, Washington, pero él y algunos amigos no querían que esto ocurriera, por lo que organizaron una jam session para mostrar su apoyo.

Él llevó su acordeón y a la convocatoria sólo acudieron otras tres personas, quienes ahora integran Giants in the Trees: Ray Prestegard (guitarra), Jillian Raye (voz y banjo) y Erik Friend (batería). Después de tocar esa primera vez se sintieron tan bien que simplemente continuaron haciéndolo.

Ahora, Novoselic y su banda están a punto de lanzar su álbum debut, Giants in the Trees, producido por Jack Endino (famoso productor de grunge del sello Sub Pop, quien trabajó en discos de Soundgarden y Mudhoney). Este disco sólo estará disponible en formato digital y como CD de edición limitada, que podrá ser ordenado desde el sitio de la banda y será enviado con la firma de los músicos.

¿A qué suena? Su música ha sido llamada “grunge boscoso” debido a su sonido psicodélico y a sus oscuras melodías pop. Sobre sus influencias, Novoselic dice que el Led Zeppelin III tiene un peso importante, así como Generic Flipper de la banda de San Francisco Flipper, algo de Like a Virgin de Madonna y la psicodelia pop de Surrealistic Pillow, de Jefferson Airplane. Y claro, algo hay del Nevermind.

El primer sencillo, “Sasquatch”, se dio a conocer en julio de 2017 y en ella Novoselic toca el acordeón “de manera divertida porque de otro modo su sonido es horrible”, dice, igual que en “The In-Between”, una canción que grabó con los amigos y mentores de Nirvana, los Melvins, para su álbum Basses Loaded (2016), pero que al final quedó fuera y decidió regrabar, agregar la voz de Jillian y convertirla en una canción pop.

Al explicar la manera en que Nevermind ha influenciado este proyecto, el músico señala: “Nevermind es un disco muy orientado a las canciones. Es lo mismo con Giants in the Trees, las canciones cambian de tema. Nevermind también lo hizo. Las canciones tenían una personalidad muy diferente, y a la vez conformaban un todo. Eso es lo que queríamos hacer con este álbum”.

Tras el suicidio de Kurt Cobain, en abril de 1994, Novoselic formó –ese mismo año– el proyecto Sweet 75 con la cantante venezolana Yva Las Vegass, con quien lanzó un álbum antes de separarse en el 2000. Después vino Eyes Adrift, junto a la leyenda de Meat Puppets, Curt Kirkwood, en la guitarra y la voz, y el ex baterista de Sublime Bud Gaugh.

Otras colaboraciones fueron con The No WTO Combo, una banda formada por músicos de Seattle liderada por el vocalista de Dead Kennedys, Jello Biafra. En ella estaban Kim Thayil (guitarra, antes Soundgarden), Novoselic en el bajo, y Gina Mainwall, batería, antes en Sweet 75.

En algún punto de la charla con el periodista Phil Alexander, Novoselic habla de la manera como le afectó al muerte de Kurt Cobain: “Me tomó mucho tiempo recuperarme. Fue muy traumático. Estuve deprimido por eso. Su muerte tuvo efectos terribles en mi estado de ánimo. Además había otros asuntos en mi vida que también me bloqueaban. Pero al final, el tiempo lo cura todo y uno termina siendo capaz de lidiar con todo eso. En algún punto aceptas las cosas, y no sé, debes tratar de ser positivo”.

Al hablar del legado de Nirvana, y de la razón por la que sus canciones siguen entusiasmando a nuevos escuchas, el músico dijo: “Son las melodías y los ganchos. También está su fuerza y la diversidad. No explotamos una misma idea. Hace poco estaba escuchando “Milk It”, de In Utero. Es una canción realmente siniestra, o amenazante, más bien, pero el punto es que logramos desarrollar ideas de modo que los resultados eran muy diferentes. Además Kurt era tan intenso y todo eso sumó en la grabación. Esa canción es un buen ejemplo de esa intensidad y de cómo no era necesario hacer un video para ella, quedaba en la imaginación”.

Al referirse a lo que permanece en él de aquellos años, explica que espera que la rebeldía permanezca. “Surgimos de la escena punk de Seattle y luego firmamos con una de las principales disqueras, lo cual también fue muy agradable. Para conectarnos con el sistema, entramos en el juego, estuvimos en radio, en MTV. Lo justificamos poniendo la “A” de “anarquía” en las blusas de las porristas del video “[Smells Like] Teen Spirit”, era nuestra manera de lavarnos las manos ante lo que habíamos hecho. Tratábamos de decir: ya que tenemos este nivel de exposición, mostramos estos valores y esperamos ser capaces de cambiar el mundo".