¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Las leyes de la música se renuevan en Estados Unidos

Empiezan a darse cambios importantes en la ley para que los servicios de streaming paguen lo justo a los músicos.
SlangFm

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó de manera unánime a favor de hacer una revisión de la forma como se paga a los músicos por la reproducción de canciones, reportó La Jornada.

Esta medida dio luz verde a un acuerdo para renovar las regulaciones caducas que existen sobre la remuneración a los artistas, en especial debido a los drásticos cambios que la industria ha experimentado en los últimos cinco años.

Actualmente las plataformas de streaming pagan muy poco por reproducción, en especial si se toma en cuenta que su número de suscriptores de paga ha aumentado considerablemente en años recientes.

Sin embargo, los números siguen indignando a los músicos. Spotify paga $0.00397 (cifras en dólares), Apple Itunes $0.00783, Amazon $0.00740, Tidal $0.01284. Y el que mejor paga, según un reporte de junio de 2017 dado a conocer por Digital Music News, es Napster, quien registró los ingresos más altos de artistas pagados por reproducción. Por una sola transmisión, Napster pagó $0.0167 a artistas sin disquera, mientras que los artistas con disquera recibieron $ 0.0190 dólares.

El paquete de reformas a las leyes sobre la música en Estados Unidos tendrá que pasar por el Senado para ser aprobado, pero la clase política, ejecutivos de la industria y músicos en general han mostrado su apoyo y ejercido presión para que estas logren concretarse lo antes posible.

Según señala La Jornada, la Ley de Modernización de la Música ampliaría la protección de derechos de autor de las canciones anteriores a 1972, el año de corte de la ley actual, que desencadenó una serie de demandas de los artistas más veteranos.

Esta nueva ley cambiaría la manera en que se establece la junta dirigida por editores que manejan las licencias mecánicas, que emiten los titulares de derechos de autor para el uso de sus canciones en las plataformas de transmisión y otros. El problema con esta licencia es que al existir un solo titular, se contempla un pago únicamente para este, sin tomar en cuenta a todas las personas que tienen derechos sobre las canciones.

La nueva ley, destaca La Jornada, elimina también el sistema actual por el que los compositores emiten los llamados avisos de intenciones a través de la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos, lo cual es un proceso burocrático y complejo. A la par, se reorganiza el Copyright Royalty Board, con el que se determinarán nuevas tasas de compensación, con lo cual todas las plataformas de streaming estarán obligadas a respetar un tabulador de pagos de todos sus servicios.

Se espera que la transmisión de música en streaming duplique sus ingresos el próximo año, por lo que los congresistas consideraron importante que la ley se adapte a estas transformaciones.