“¿Les cerraremos las puertas porque ‘no es un problema nuestro'?”: músicos latinos hablan sobre la caravana migrante

A 10 días de haber huído de una de las ciudades más peligrosas del mundo, la caravana avanza en su camino hacia el norte.
SlangFm

El pasado 13 de octubre salió una caravana migrante conformada por más de 1,600 personas de San Pedro Sula, una ciudad al norte de Honduras que es considerada una de las poblaciones más peligrosas del mundo.

Conforme pasan los días, el grupo de migrantes sigue creciendo. Hoy la ONU reporta que son más de 7 mil personas quienes la integran, en su mayoría hondureños.

Al llegar a México el fin de semana, se dio un enfrentamiento entre algunos miembros de la caravana con la policía mexicana, quienes les impidieron el paso por el puente fronterizo principal. Sin embargo, los migrantes buscaron otras rutas para cruzar, con cuerdas por el río o en balsas, como fuera, con tal de poder continuar su camino hacia el norte.

Desde que la caravana salió de Honduras, Donald Trump ha lanzado todas las amenazas imaginables. Dijo que retiraría la ayuda que envía anualmente al país centroamericano para programas de seguridad y prevención de violencia hasta con militarizar su frontera, y entonces, actuar en consecuencia si los migrantes buscan cruzar de manera ilegal.

En una de sus últimas declaraciones, el presidente de Estados Unidos aseguró que en la caravana había miembros de la MS13 y personas de Medio Oriente (esta es la manera de Trump para referirse a los sospechosos de terrorismo), por lo que haría todo lo que estuviera en su poder para no permitirles entrar a su país.

Para justificar estos señalamientos, se refirió a una declaración reciente del presidente Jimmy Morales quien dijo que hace poco detuvo y deportó en su país a unos cien sospechosos de pertenecer a ISIS, aunque en ningún momento señaló que se hubieran integrado a la caravana.

Desde que se encuentran en México, el gobierno le ha insistido a los migrantes que vayan a los albergues para que, una vez ahí, hagan los trámites para solicitar asilo, refugio, una visa de trabajo o los documentos de tránsito necesarios para llegar a la frontera con Estados Unidos. Sin embargo, la mayoría de ellos se muestran desconfiados de las autoridades de migración, pues saben que lo más probable es que terminen por deportarlos.

Vienen días muy difíciles para ellos. Les esperan largas jornadas de caminata a rayo de sol. Y lo más lamentable es que al llegar a la frontera, prevalece la incertidumbre sobre el trato que recibirán de las autoridades migratorias. Lo peor: desde junio pasado, Estados Unidos hizo cambios a su ley de migración que deja a las víctimas de violencia doméstica y de las pandillas sin posibilidad de calificar para pedir asilo.

Desde que se desató la crisis, numerosos músicos han alzado la voz para criticar los intentos de bloquear a los migrantes. La cantante Paty Cantú dijo en Twitter: “¿Cómo es posible que la postura oficial sea menos que empatía?”.
Tweet

Por su parte, Ricardo Montaner dijo: “¿Qué vamos a hacer con la caravana de migrantes? ¿Nos vamos a quedar quietos? ¿A dónde dejaremos la sensibilidad y la misericordia? ¿Les cerraremos las puertas? ¿Los dejaremos a su suerte porque ‘no es un problema nuestro’? Es la hora de probar si en verdad somos hijos de Dios”, señaló.
Tweet

Durante la presentación de la película Museo, Gael García Bernal dijo en el Festival de Morelia: "No hay lugar para la xenofobia, no hay lugar para el racismo y el clasismo. No tiene caso entrar en una discusión con alguien en esa postura". El actor dijo que espera que el gobierno mexicano proporcione a los migrantes alternativas para poder seguir en su camino hacia el norte.