Lisa Marie Presley dice que Michael Jackson era increíble en la cama

Tras el estreno del documental Leaving Neverland, la vida íntima del Rey del Pop vuelve a estar en el ojo público.
SlangFm

En un matrimonio que fue considerado como una estrategia publicitaria, Lisa Marie Presley y Michael Jackson se casaron en 1994 y permanecieron juntos durante un par de años.

Sobre esa relación, el diario británico The Sun reveló que Lisa Marie Presley le contaba a una amiga que Michael Jackson “era increíble en la cama” y le daba detalles sobre cómo pasaba toda la noche teniendo sexo con el cantante.

Lee: “Me fecundaron como a una yegua”, asegura la mamá de los hijos de Michael Jackson

Según menciona The Sun, Lisa Marie confesó que Jackson era muy bueno para los besos apasionados y le gustaban las prácticas kinky y los juegos de rol en pareja.

Las afirmaciones de los amigos de Lisa fueron citadas por un amigo de la infancia de Jackson, J. Randy Taraborrelli, quien en 2009 lanzó el libro Michael Jackson: The Magic And The Madness.

De acuerdo con Taraborrelli, “Jackson y Lisa parecían haber tenido una vida sexual intensa y activa. Ella le dijo a una amiga que él era muy caliente e increíble en la cama”.

Y el autor añade: “Sin embargo, algunos de sus hábitos eran un poco extraños. La primera vez, Lisa prendió las luces después del sexo, y Jackson saltó de la cama y corrió al baño para que ella no viera su cuerpo”.

Lee: Filtran video en el que Michael Jackson se ríe cuando le preguntan si es pedófilo

Así pues, el autor de Michael Jackson: The Magic And The Madness señala que Jackson salió del baño 20 minutos después, cubierto de maquillaje y con una bata de seda. Según su relato, regresó y volvió a tener sexo con su esposa.

“Le gustaba que ella usara joyas en la cama. Y le gustaban los juegos de rol, aunque Lisa nunca aclararía qué tipo de rol interpretaban”, destaca Taraborrelli.

Su matrimonio terminó porque Lisa-Marie no se embarazó de inmediato, y Jackson estaba obsesionado con tener hijos.

Según los testimonios citados por The Sun, el sexo entre ellos siempre fue bueno, “pero cuando no estaban haciendo el amor, estaban peleando”.

Poco después de divorciarse de Lisa, Jackson se casó con la enfermera Debbie Rowe, quien le ofreció su vientre para que el cantante pudiera tener los hijos que quería. Al poco tiempo, por medio de inseminación artificial, nacieron los dos hijos de Michael: Paris y Prince.

Lee: Estos son los artistas que creen que Michael Jackson es inocente