Martin Scorsese aclara su postura sobre Marvel en The New York Times

Después de iniciar un debate en Hollywood sobre el valor de las producciones de Marvel Studios, el cineasta quiso explicar por qué dijo lo que dijo.
Jonathan Matamoros
Foto: Marvel Studios, Joel C Ryan/Invision/AP.

 

Martin Scorsese escribió un artículo de opinión en The New York Times para explicar por qué exactamente dijo que las películas de Marvel “no son cine”.

Esta polémica inició hace unas semanas después de que el cineasta compartiera su punto de vista sobre las cintas de Marvel Studios. “No las veo. Lo intenté, ¿sabes? Pero eso no es cine. Honestamente, lo más parecido a ellas que puedo pensar —a pesar de lo bien hechas que están, con los actores haciendo lo mejor que pueden dadas las circunstancias— son los parques de diversiones. No es el cine de seres humanos intentando expresar experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano”, argumentó Scorsese.

Estas palabras no tardaron en crear polémica dentro de Hollywood, generando respuestas de apoyo y rechazo. Su amigo Francis Ford Coppola fue incluso más lejos y llamó a estas producciones “despreciables”. Varias figuras ligadas al cine de superhéroes respondieron a ambos directores, entre ellos Robert Downey Jr., James Gunn, Samuel L. Jackson y Natalie Portman.

La fórmula del éxito

En el texto que escribió, Scorsese aclara que su problema no tiene que ver con las historias de superhéroes. En realidad, son dos cosas las que le molestan principalmente. La primera es que estas películas y en general todas las franquicias cinematográficas, son realizadas por los estudios pensando en su comerciabilidad masiva y no en su valor artístico.

“Muchos de los elementos que definen al cine como lo conozco, están en las películas de Marvel. Lo que no está presente es revelación, misterio o peligro emocional genuino. Nada está en riesgo. Las cintas están hechas para satisfacer un conjunto específico de demandas, y están diseñadas como variaciones de un número finito de temas”, escribió el director de The Godfather.

Son secuelas de nombre, pero remakes en espíritu, y todo en ellas está oficialmente dictado que realmente no puede ser de otra manera. Esa es la naturaleza de las franquicias de filmes modernos: con investigaciones de mercado, probadas por el público, examinadas, modificadas, reexaminadas y remodificadas hasta que estén listas para el consumo“, continuó.

Además, reconoció que su postura muy probablemente tiene que ver con la brecha generacional. “Muchos largometrajes de franquicias están hechos por personas de considerable talento y nivel artístico. Puedes verlo en la pantalla. El hecho de que no me interesen es una cuestión de gusto y temperamento personal. Sé que si fuera más joven, podría haber estado emocionado por estas cintas y tal vez incluso hubiera querido hacer una yo mismo”.

El riesgo de un monopolio

El segundo aspecto negativo para Martin Scorsese es el acaparamiento que las exitosas franquicias hollywoodenses hacen de las salas de cine. Esto ha provocado que los estudios cada vez rechacen más a proyectos que se diferencian demasiado de la actual fórmula de éxito. Puso de ejemplo a The Irishman, su más reciente trabajo que según él, solo pudo realizar de la forma en la que él quería a través de Netflix. Además reconoció al streaming como la única alternativa para este tipo de cine menos comercial.

“La situación, lamentablemente, es que ahora tenemos dos campos separados: hay entretenimiento audiovisual en todo el mundo y hay cine“, expresó Scorsese. “Todavía se superponen de vez en cuando, pero es cada vez más raro. Y me temo que el dominio financiero de uno se está utilizando para marginar e incluso menospreciar la existencia del otro“.

“Para cualquiera que sueñe con hacer películas o que recién esté comenzando, la situación en este momento es brutal e inhóspita para el arte. Y el simple hecho de escribir esas palabras me llena de terrible tristeza”, concluyó Scorsese. Puedes leer el artículo completo aquí.

En una reciente entrevista con BBC, el cineasta reveló que existió la posibilidad de que él dirigiera Joker. Agregó que “pensó muchísimo en ello en los últimos cuatro años, pero decidí que no tenía el tiempo para ello”. Fue el propio guionista y director Todd Phillips, quien le ofreció estar al frente de este proyecto. Aprovechó para destacar el trabajo de Joaquin Phoenix y aseguró que su actuación es uno de los puntos que hacen del filme uno notable.

La respuesta del presidente de Disney

En una reciente entrevista con BBC, el presidente de Disney, Bob Iger, dijo que le gustaría discutir sobre cine con Martin Scorsese mientras toman una copa de vino. Esto después de que le leyeran algunos fragmentos del escrito del director.

No creo que haya visto una cinta de Marvel. Cualquiera que haya visto una, no podría hacer esa declaración en serio”, mencionó Iger y agregó que considera al cineasta un “hombre talentoso”.

“Marvel está haciendo películas, eso es lo que hace Martin Scorsese. Y son buenos filmes, buenos directores, buenos escritores, buenos actores, buenos directores de fotografía, buenos diseñadores de vestuario, buenos ingenieros de sonido y buenos editores. Estas son personas talentosas que ponen su arduo trabajo y habilidades en hacer cintas que entretengan personas en cines de todo el mundo. Tienen una buena experiencia durante dos horas. Salen sintiéndose felices o mejor consigo mismos”, expresó el ejecutivo de Disney.