¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Moby, al igual que el resto del mundo, dice que Morrissey es como el típico tío borracho

El músico habló también del segundo volumen de sus memorias, que se publicará el próximo año.
SlangFm

Como parte de la promoción de su nuevo álbum, Everything Was Beautiful and Nothing Hurt, Moby habló largo y tendido con el diario británico The Telegraph.

El músico recordó el momento en que tocó fondo, en 2007, cuando estaba en su departamento en Chinatown de Nueva York. El DJ había pasado por una década muy intensa tras el éxito de Play, que vendió 10 millones de copias, y cuyos temas fueron usados para publicidad, películas o programas de televisión. Su música estaba, literalmente, en todo el mundo. Pero en medio de todo eso, sumado a su adicción a las drogas, el alcohol y el sexo, hubo un momento en que consideró suicidarse.

Lee: Moby donará todas las ganancias de su álbum a organizaciones en defensa de los animales.

“Leí un artículo sobre cómo una de las formas de suicidarse consiste en atarse una bolsa de plástico alrededor de la cabeza, así es que lo intenté. La bolsa olía muy fuerte a plástico, así que, aunque estaba completamente borracho y perdido, una pequeña voz en mi cabeza me dijo ‘tu último momento en la Tierra no debería ser mientras hueles el interior de una bolsa de basura’. Así es que, no lo hice”.

En algún punto de la charla Moby habló sobre veganismo y… todo llevó a Morrissey, de quien dijo que sigue siendo fan de buena parte de su música, pero que no está de acuerdo con sus opiniones políticas.

Dijo que Morrissey le recordaba al tío que todos en la familia quieren mucho, pero que siempre, SIEMPRE, va a hacer algo raro, en especial si está borracho. Así es que lo mejor es mantenerse alejado de él.

Y añadió: “Me gustaban los Smiths y me gustan algunos de sus discos como solista, aprecio que sea vegano… pero me gustaría que no dijera cosas raras y racistas".

El mes pasado, Morrissey se autoentrevistó y publicó un monólogo plagado de encono y racismo en su sitio web. Dijo, entre otras barbaridades, que Hitler era de izquierda, que qué oso que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, tuviera acento, “no puede hablar correctamente y con frecuencia no entiendo de qué está hablando”, dijo el músico de Manchester.

Después de las previsibles críticas que siguieron en medios y en redes, él se empeñó en negar todas estas acusaciones y dijo: "Desprecio el racismo. Desprecio al fascismo. Haría cualquier cosa por mis amigos musulmanes, y sé que ellos harían cualquier cosa por mí ".

Al hablar de sus libros, Moby dijo que el segundo volumen de sus memorias, que se publicará el próximo año, será aún más shockeante que el primero, Porcelain (que cubre su vida en Nueva York de 1989 a 1999). Y cuenta que, después de enviarles el manuscrito, sus editores incluso le preguntaron si estaba seguro de querer revelar todo eso, y sí, él está dispuesto a ello. En esta etapa de su vida, está tratando de formar una familia o quizás postularse para un cargo público, aunque no está del todo seguro.

Según dijo a The Telegraph, en el segundo volumen veremos de cerca las artimañas que podía permitirse al ser un hombre calvo, flaco y bajito que vendía álbumes por millones. También, aclaran el diario británico, parece que Moby contará hablará sobre sus relaciones con incontables actrices y modelos, de las que quizás Natalie Portman es la más famosa.

De hecho, el libro promete incluir muchos nombres de famosos: “Hay muchos. He aprendido que la difamación es más problemática con personas desconocidas que con figuras públicas. Si escribo sobre salir con Natalie Portman, cualquiera puede buscar en Google y encontrar fotos nuestras juntos. Pero si hablo de una exnovia de mediados de los noventa, con la que tuve sexo en una pista de baile en una noche de club de Stevie Nicks, y ahora es madre de tres hijos que quieren ser alcaldes, podría tranquilamente demandarme”, explica.