“La música negra nunca ha sido respetada por los Grammys”: Diddy

El músico y empresario criticó duramente a la Academia al recibir el Industry Icon Award.
Natalia Ríos
Foto: Willy Sanjuan/Invision/AP

Clive Davis es una de las figuras más poderosas, influyentes y respetadas de la música. Cada año, la élite de la industria se reúne en un evento anual organizado por él, previo a la gala de los Grammy en la que se rinde tributo a algunos artistas.

La tradicional fiesta tuvo lugar el sábado (25 de enero) y en ella se rindió homenaje a las carreras de Diddy y Janet Jackson.

A lo largo del evento se presentaron shows de Santana, Miguel, Chance The Rapper, Khalid, Cyndi Lauper, John Legend, Faith Evans, Ma$e, Lil’ Kim, Carl Thomas, King Combs, Andy Vargas, Wyclef Jean y Cynthia Erivo.

En su discurso de agradecimiento, Diddy señaló: “Clive Davis y Arista Records me dieron una oportunidad cuando comencé Bad Boy Records. Fue uno de los primeros ejecutivos de la industria que realmente creyó en mí. Siempre estoy agradecido con él “.

Y añadió: “Ser honrado en la gala Pre-Grammy de este año y recibir el Industry Icon Award es en verdad una bendición”.

Horas más tarde, Diddy publicó un video en Instagram para reflexionar sobre el homenaje y comentó:

¡Estoy siendo honrado como un ícono, estoy impresionado! Gracias, Clive y a todo su equipo. Es un gran honor para mí, pero tengo que tomarme el tiempo para agradecer a cada productor, ingeniero, ejecutivo, artista, empleado de Bad Boy. Quiero agradecer a cada manager, a cada sello con el que he trabajado, a todos los que han estado involucrados en mi carrera musical como ejecutivo. Este es el premio más importante que alguien puede obtener del ejecutivo más legendario de la industria, Clive Davis “.


Diddy a los Grammys: “Tienen 365 días para solucionar este problema” 

Además de los agradecimientos, en su discurso de 50 minutos, Diddy se tomó el tiempo de señalar algunos de los errores de los organizadores de la premiación.

Destacó, por ejemplo, que los Grammy han ignorado a los músicos de rap y R&B en las principales categorías. Ante esto, exigió un cambio y dijo que él estaba feliz de empezar a marcar una diferencia.

Estamos ante un problema evidente del que nadie quiere hablar. Y no se trata solo de los Grammys. Hay discriminación e injusticia en todas partes. Pero hay algo que necesito decir a los Grammys. Cambié mi segundo nombre por “love”. Entonces, ahora mi nombre es Sean “Love” Combs. Así que digo esto con amor a los Grammys porque en verdad necesitan saberlo”.

Todos los años nos están ignorando. Estoy hablando por todos los artistas aquí reunidos, los productores y los ejecutivos. La cantidad de tiempo que lleva hacer estos discos, verter tu corazón en ellos… Y lo único que queremos es competir en un piso parejo. En palabras de la gran Erykah Badu, somos artistas y somos sensibles a nuestra obra. Somos apasionados. Para la mayoría de nosotros, esto es todo lo que tenemos. Esta es nuestra única esperanza”.

Siendo sinceros, el hip hop nunca ha sido respetado por los Grammys. La música negra nunca ha sido respetada por los Grammys en la manera en que debería serlo. Y esto no es una revelación. Esto ha venido sucediendo durante mucho tiempo. Y no se trata solo de música. Está sucediendo en el cine, en los deportes y en todo el mundo. Y durante años hemos permitido que nos juzguen instituciones que nunca han tenido un auténtico interés en nuestra obra. Y eso tiene que acabar ya”.

Empiezo oficialmente la cuenta regresiva. La Academia de la Grabación tiene 365 días para arreglar este asunto. Necesitamos que los artistas retomen el control, necesitamos transparencia, necesitamos diversidad. Quienes forman parte de esta organización tienen el poder de hacer los cambios que deben hacerse”.

“Tienen que hacerlo por nosotros. Son una organización sin fines de lucro que se supone que protege el bienestar de la comunidad musical. Eso es lo que dice en la declaración de su misión. Esa es la verdad. La organización debería trabajar para nosotros”.

Nosotros tenemos el poder. Decidimos lo que está de moda. Si no vamos, nadie va. Si no apoyamos, nadie lo apoya. Controlamos lo que es cool, controlamos las tendencias. Controlamos lo que escuchan tus hijos, lo que bailan, controlamos lo que es un videojuego, controlamos cómo usan sus pants… controlamos todo”.

“No vamos a resolver esto esta noche. Pero nos llevará a todos a hacerlo. Va a llevar a los artistas y ejecutivos a reconocer su poder. Y no estoy aquí solo para criticarlos porque, como señalé, ustedes son una organización sin fines de lucro. Solo tenemos que hacer bien las cosas. Y estoy aquí para dar voz a todos los artistas”.

Diddy concluyó su poderoso discurso subrayando que: “Estoy dando inicio a la cuenta regresiva: tienen 365 días para arreglar este problema”.