Revelan más detalles sobre el drama entre Kanye y Taylor en los VMAs

Han pasado 10 años desde que Kanye West interrumpió a Taylor Swift e hizo llorar a Beyoncé.
Natalia Ríos
Foto: AP Photo/Jason DeCrow.

El drama entre Kanye West y Taylor Swift es uno de los momentos más icónicos de los VMAs. Para entender esta historia debemos situarnos en el Radio City Music Hall de Nueva York el 13 de septiembre de 2009. Esa noche, Taylor Swift ganó el premio al Mejor Video Femenino por “You Belong With Me”, superando a “Single Ladies” de Beyoncé, una de las favoritas de la noche.

¿Qué fue lo que pasó?

Cuando fue anunciada como ganadora, Swift se dirigió al escenario para dar su discurso de agradecimiento. Pero, de inmediato fue interrumpida por Kanye West, quien subió al escenario para expresar su inconformidad sobre la decisión. “Taylor, estoy muy contento por ti y te voy a dejar terminar tu discurso, pero Beyoncé tiene uno de los mejores videos de todos los tiempos“, señaló.

A diez años de este incidente, el cual provocó abucheos y todas las reacciones de desconcierto imaginables, aún se sigue hablando de las repercusiones de aquel episodio. Como ejemplo, Billboard acaba de publicar algunos detalles nunca antes revelados.

En primer lugar, se dio a conocer que Kanye no debía estar cerca del escenario. Inicialmente se sentó en la fila 11, pero se movió hacia el frente. Por su parte, el presidente de Viacom (conglomerado de medios al que pertenece MTV), Van Toffler, recordó el momento después de la interrupción, en el que él se fue a los pasillos detrás del escenario y ahí se topó a Beyoncé llorando, acompañada de su papá.

Toffler agregó que cuando vio que Beyoncé estaba tan triste, se le ocurrió un plan para intentar arreglar las cosas al final de la ceremonia: “Ella no sabía que eso iba a pasar y se sentía muy mal por Taylor Swift”.

Y continúa: “Fue entonces cuando comenzó a hacer clic en mi cabeza, y tal vez en la de ella, sobre la idea de cerrar la noche de una mejor forma. Entonces le dije que probablemente tendría que subir al escenario a recibir otro premio (Mejor Video del Año), y le dije que sería buena idea que Taylor subiera también. En otro momento no le habría revelado a nadie que iba a ganar, pero esa noche tenía a dos artistas llorando”.

Así pues, Beyoncé subió a recibir el moonman —ahora llamado moonperson— al Mejor Video del Año, y entonces la cantante recordó cuando ganó por primera vez un VMA a los 17 años como integrante de Destiny’s Child. “Recuerdo lo emocionada que estaba. Me gustaría que Taylor viniera y tuviera su momento (para disfrutarlo)“. Taylor subió, ambas se abrazaron y la noche tuvo un cierre menos polémico.