Paren todo: Nicki Minaj ha vuelto

Y dice que su nuevo disco será El Álbum del Año.
SlangFm

La rapera de 35 años, Nicki Minaj, es la portada de julio de la revista Elle. La foto fue tomada por Karl Lagerfeld en París. En la extensa charla con la publicación, la cantante habla de cómo el hecho de estar soltera (algo que no pasaba desde que tenía 15 años) y haberse separado de Meek Mill le ha permitido experimentar un mayor crecimiento espiritual en los últimos seis meses de su vida, en especial en lo concerniente a su carrera y su postura en la industria de la música.

Su nuevo sencillo, "Chun-Li", debe su nombre al personaje femenino de Street Fighter, famoso por romper el techo de cristal de los luchadores callejeros. El video de esta canción fue lanzado en mayo y mucha gente comentó cuando la conductora Ellen DeGeneres lo presentó en una versión editada en la que ella aparece trapeando junto a la cantante.

El asunto es que Minaj está en boca de todos. Y en la portada de Elle. ¿La razón? La cantautora está a punto de lanzar un nuevo álbum, algo que no hacía desde 2014 con The Pinkprint. Esta vez la rapera está de regreso con el que ha definido como su mejor trabajo hasta ahora: Queen, que estará disponible a partir del 8 de agosto.

En la entrevista con Elle, realizada mientras le daba los últimos toques a su álbum junto a su ingeniero, comenta: "Siento que los iconos verdaderos cambian la música, la llevan a otro nivel, tienen las pelotas para arriesgarse", comenta.

"Soy tan perfeccionista que cuando algo es demasiado fácil para mí, en realidad me siento culpable. Habría sido muy fácil escuchar todo el trap que se está haciendo actualmente y simplemente decir: ‘voy a copiar eso’. Pero no habría podido vivir conmigo misma", señala.

Haber estado ausente durante cuatro años es mucho tiempo, en especial si se toma en cuenta el ritmo que sigue el pop actual y la industria en general. Y en ese periodo, el trap se apoderó de todo en Estados Unidos.

Según explica Elle, no es que a Nicki no le guste el género. El asunto es que simplemente, a estas alturas, le parece la cosa más aburrida del universo. “El trap se ha vuelto tan popular que incluso nuestros raperos de Nueva York no hacen otra cosa sino trap porque sienten que esa es la manera de conseguir el éxito”, dijo.

Nicki es una prueba contundente del sexismo que impera en la música, y especialmente en el hip hop: a pesar de que Pinkprint la convirtió en una de las raperas más exitosas de todos los tiempos, los medios prefirieron centrar su atención en todos los aspectos de su vida personal: si había estado saliendo con Meek Mill, si se habían separado, si este se peleó con Drake.

Lo mismo pasó cuando Nicki Minaj publicó en Instagram una primera imagen de lo que sería la portada de su álbum Anaconda (2014) –en la que se muestra en cuclillas con el trasero totalmente expuesto– y la polémica en internet no se hizo esperar: fue juzgada como demasiado atrevida y vulgar. Ante esta situación, Minaj aclaró que había llegado a un punto de su carrera en el que su talento como MC y como escritora estaba más que demostrado. Si ahora quería tomarse fotos sexys, ¿por qué no podría hacerlo?

El drama no paró ahí. Después de que Nicki y Meek rompieron, las cosas empeoraron para él, pues en noviembre de 2017 Meek Mill fue condenado a pasar entre dos y cuatro años de cárcel por violar la libertad condicional a la que estaba sujeto desde 2009, en relación a un caso por posesión de armas y droga.

Fue el periodo en el que Nicki estaba trabajando en sus nuevas canciones y planeando su regreso. Entonces contrató a un productor por primera vez, J. Reid, y fue así como se decidió a recuperar el trono de la MC de Nueva York.

Cuando se reunió con J. Reid, Nicki tenía muy claro lo que quería: un sonido del rap de la vieja escuela, ochentero, o que recreara el sonido noventero del boom BAP (boom bap es un estilo en la producción de hip hop. El termino es una onomatopeya de los sonidos de las baterías que usualmente se reconoce como loops de golpes acústicos, los cuales son usados y cortados para ser usados en su mayoría en cajas de ritmos). El sonido y definición del boom bap se popularizó en 1992 gracias al profesor KRS-ONE con su disco Return of the Boom Bap).

Algo tenía clarísimo: no quería hacer trap porque “todos están haciendo esa mierda”, dijo.

Nicki escribó las canciones de su nuevo disco durante la Semana de la Moda de París. Y se alejó de las redes sociales: “En verdad creo que será el mejor álbum del año", dice. Y quienes la entrevistaron y escucharon el álbum dijeron que es verdad: el álbum es agresivo, totalmente boom BAP: “Es Nicki Minaj en modo salvaje”.

El hecho de estar soltera le permitió volver a conocerse a sí misma, primero como mujer y después como rapera. Después de esto se encerró en el estudio y ya no quería irse. "Espiritualmente, he experimentado más crecimiento en los últimos seis meses de mi vida, de mi carrera, que en los últimos ocho años. Y esto se debe a que es la primera vez que estoy soltera en mucho tiempo”, explica.

"Tan pronto como me di cuenta de que podía vivir y respirar, comer y dormir, y caminar y hablar sin tener novio, algo hizo clic en mí. Fue una de las cosas que me hicieron sentir fuerte y poderosa. El hecho de que soy una mujer joven que no necesita un hombre por dinero. No necesito un hombre para un trabajo. Nunca he tenido que tener sexo con alguien a cambio de un buen beat. Nunca he tenido que cogerme a alguien a cambio de un contrato discográfico. No tengo esas presiones. Me levanto cuando quiero, hago lo que quiero”.