Paris Jackson dice que es imposible destruir el legado del Rey del Pop

Tras el lanzamiento de ‘Leaving Neverland’, se devaluó el valor del rancho de Michael Jackson. Sin embargo, la popularidad de su música en plataformas digitales sube como la espuma.
Iraís M.

La percepción del público sobre Michael Jackson empeora conforme más gente ve Leaving Neverland, documental en el que dos hombres cuentan cómo el Rey del Pop abusó sexualmente de ellos cuando eran niños. Paris Jackson, hija del cantante, por fin rompió el silencio ante la situación.

El panorama completo es el legado de tu padre arruinado y su nombre manchado para siempre”, le contestó uno de sus seguidores en Twitter a un tuit en el que hablaba sobre otro tema. “Entonces, nada de amor y paz y en cambio tratar de difundir ese mensaje? ¿Los tabloides y las mentiras son el panorama completo? Rezaré por ti”, le respondió Paris, quien todavía no nacía cuando se dieron las primeras acusaciones de pedofilia contra su padre.

Después, el tuitero se puso de su lado y le dijo que la gente “quería destruir su legado”. “Hacen lo mismo con todos los que tienen un buen corazón e intentan hacer una diferencia. Pero, ¿realmente crees que es posible destruir su legado? ¿Crees que tengan una oportunidad?”, advirtió Paris.

Lee: “Había mucha vaselina en la recámara de Michael Jackson”, exempleada de Neverland

Las consecuencias reales de Leaving Neverland

Desde el lanzamiento oficial del documental, la música del Rey del Pop fue vetada de 22 estaciones de radio de Quebec y Ontario, así como de varias de Nueva Zelanda y de la holandesa NH Radio. Aparte, el episodio de Los Simpson enfocado en el cantante será quitado de rotación ―Jackson le dio su voz al personaje de Leon Kompowsky y compuso el tema “Happy Birthday Lisa”―.

Entre otras consecuencias para el legado de Michael (aunque a Paris le pese), está la decisión de The National Football Museum, ubicado en Manchester, de quitar de exhibición la estatua de Michael, misma que estaba en el recinto desde 2014. “Como parte de nuestros planes por representar de mejor manera las historias que queremos contar, tomamos la decisión de quitar de exhibición la estatua de Michael Jackson”, indicó una portavoz del venue.

Por otra parte, el valor de Neverland ―en donde Jackson abusó de Wade Robson y James Safechuck, protagonistas del documental― ha bajado demasiado en el transcurso depocos años, algo extraño al tratarse de bienes raíces. De acuerdo con The Wall Street Journal, el cantante compró la propiedad en 19.5 millones de dólares en 1987 y vivió ahí más de 15 años. Se intentó vender el rancho por 100 millones en 2015, su precio bajó a 67 millones en 2017 y actualmente solo se piden 31 millones por el lugar.

Sin embargo, no todo lo relacionado con el Rey del Pop se ha devaluado. Como indica el Daily Mirror, desde que se transmitió el documental en el canal 4 del Reino Unido, el álbum compilatorio Number Ones subió del lugar 87 al 43 en Apple Music, mientras que The Essential Michael Jackson (2005), Bad (1987) y Thriller (1982) reaparecieron en el top 200. Esto no debería de sorprendernos, ya que es algo que sucede con todos los artistas que, para bien o para mal, se convierten en el centro de la conversación.

Al menos ya no estamos en los 90, cuando se declaraba inocente a un pedófilo y solo valientes como LaToya Jackson se ponían del lado de las víctimas.

Lee: 4 antihéroes en la música que seguimos escuchando, a pesar de todo