¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

#PrayForAmazonas: ¿Qué está pasando en Brasil?

Al presidente Jair Bolsonaro parece no importarle que el fuego haya destruido más de 5 mil kilómetros de selva tropical.
Natalia Ríos
Foto: Twitter #PrayForAmazonia

En lo que va del año se han registrado cerca de 73 mil incendios en la Amazonia brasileña. Según el reporte del centro de investigación espacial del país, se trata de la tasa más alta desde que se comenzó a dar seguimiento a los mismos en 2013.

A pesar de que el fuego ha destruido más de 5 mil kilómetros cuadrados de selva tropical, el presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, ha permitido que estos se multipliquen sin control al no tomar acciones como parte de una política medioambiental definida.

Tan solo en los últimos seis días, las imágenes de satélite han localizado cerca de 10 mil incendios en el bosque tropical más grande del planeta, al que por sus características se le conoce como “el pulmón del mundo”.

Foto: Twitter #PrayForAmazonia.

Ante esto, numerosas ONGs y activistas medioambientales señalan que los incrementos de los incendios extrañamente coinciden con la llegada de Bolsonaro a la presidencia (en enero de este año), quien busca desarrollar la minería y la ganadería en la Amazonia, además de haber permitido el incremento exponencial de la deforestación.

Los incendios provocan que en Sao Paulo oscurezca a las tres de la tarde

Según los informes, el humo producido por los incendios provocó una fuerte nebulosidad que bloqueó el sol en distintas áreas del país, incluido Sao Paulo. Tras esto, numerosos especialistas han expresado su preocupación por los efectos nocivos de los incendios a escala masiva tanto en residentes de las ciudades cercanas, en la vida animal y en el medio ambiente.

Foto: Twitter #PrayForAmazonia.

Si importar todo esto, Jair Bolsonaro ha desestimado la gravedad de la situación. Incluso llegó a declarar a la prensa brasileña que muchos de estos se relacionan con la temporada de queimada (quemas controladas de agricultores y granjeros para limpiar el terreno).

Lo cierto es que, de julio de 2018 a la fecha, los incendios en la Amazonia brasileña han aumentado 278%. Ante estas cifras, los expertos aseguran que la devastación de la selva dañará significativamente a todo el planeta, pues la Amazonia juega un papel importante en la estabilización de las emisiones de carbono del mundo.

#PrayforAmazonia, un llamado de auxilio en redes sociales

La falta de acción del gobierno brasileño ha llevado a que miles de usuarios de redes sociales usen el hashtag #PrayforAmazonia para lanzar un grito de auxilio a la comunidad internacional con tal de que se tomen cartas en el asunto. Los usuarios han compartido imágenes y videos del fuego arrasando con árboles y animales, además de expresar su indignación ante la postura de Bolsonaro.