Pussy Riot le recuerdan al mundo que en Rusia se violan los derechos humanos

La banda punk aprovechó la final del Mundial para alzar la voz sobre este tema.
SlangFm

El segundo tiempo de la final del Mundial Rusia acababa de empezar cuando de pronto tres personas vestidas de policías invadieron la cancha y se acercaron a algunos jugadores para saludarlos.

El juego se interrumpió por un momento y el personal de seguridad corrió a sacar a estas personas. Poco después, las integrantes de la banda de punk y activistas políticas Pussy Riot dijeron que ellas habían organizado esa invasión a manera de protesta por la violación a los derechos humanos del gobierno de Putin. Además pedían la liberación de los presos políticos y el alto a las detenciones arbitrarias durante las manifestaciones o mítines políticos.

Tras la detención, hoy lunes (16 de julio) se dio a conocer que una miembro del grupo Pussy Riot, Veronika Nikúlshina, fue condenada a permanecer quince días bajo arresto por haber participado en la invasión de la cancha del estadio de Luzhniki.

Las Pussy Riot son conocidas por su oposición a Putin. En 2012, dos de sus integrantes fueron condenadas a dos años de cárcel por interpretar una canción punk contra el presidente ruso en el principal templo religioso del país, la catedral de Cristo Salvador de Moscú, señala 20 minutos.

En el video publicado en redes, las chicas de Pussy Riot dijeron: “Hoy se cumplen 11 años desde la muerte del gran poeta ruso Dmitri Prigov. Prigov creó la imagen de un oficial de policía, el símbolo de una nacionalidad celestial, en la cultura rusa. El policía celestial, según Prigov, habla en dos direcciones con Dios Mismo”.

“El policía terrenal se prepara para dispersar motines. El policía celestial toca sutilmente una flor en el campo y disfruta de las victorias del equipo ruso, mientras el policía terrenal se siente indiferente hacia la huelga de hambre de Oleg Sentsov. El policía celestial se erige como un ejemplo de la nacionalidad, el policía terrenal hiere a todo el mundo”.

“El policía celestial protege el sueño de los bebés; el policía terrenal persigue a los prisioneros políticos, encarcela a las personas por “reposts” y “likes”. El policía celestial es el organizador del bello carnaval de esta Copa Mundial; el policía terrenal tiene miedo de la celebración. El policía celestial observa cuidadosamente el juego obedeciendo las reglas; el policía terrenal se mete al juego sin importar las reglas”.

“La Copa Mundial de la FIFA nos ha recordado sobre las posibilidades de un policía celestial en la Gran Rusia del futuro, pero el policía terrenal, entrando y quebrando las reglas del juego, destruye nuestro mundo. Cuando el policía terrenal entra al juego, exigimos”, y a continuación presentaron su lista de exigencias.

En su lista de demandas, las Pussy Riot pidieron también un alto a las acusaciones criminales fabricadas para mantener a la gente encarcelada y exigieron que se permita la competencia política en el país.

Y el hecho de terminar en la cárcel no es algo que las intimide. Después de la detención en 2012, el grupo siguió desafiando a Putin por medio de sus canciones y sus videos musicales. El año pasado, la canción "Police State" señaló la vigilancia estatal y la brutalidad policial.

Cuando las Pussy Riot fueron liberadas junto a otros presos políticos a finales de 2013, todos ellos advirtieron que sus casos no debían ser vistos como ejemplos de la voluntad de Putin a favor de conceder el indulto a los prisioneros de conciencia en su país, pues en ese momento había otras 70 personas en la misma situación.