¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Qué pasa con Kanye West y su último disco Jesus Is Born

Esta producción es el resultado del trabajo que el rapero realizó con el coro y los músicos que lo acompañaron en cada Sunday Service.
Jonathan Matamoros
Foto: Michael Wyke/AP Photo.

El pasado 25 de diciembre, Kanye West cumplió su promesa y lanzó Jesus Is Born. Con la publicación de su predecesor, Jesus Is King, el rapero aseguró a sus fans que un nuevo LP llegaría a sus manos ―o mejor dicho, oídos― en Navidad.

Y así fue, durante la tarde del pasado 25 de diciembre, las plataformas de streaming recibieron a Jesus Is Born. Coincidir con la fecha en que se celebra el nacimiento de Jesús era necesario. Por eso, esta vez, en lugar de retrasar la fecha y disculparse en Twitter, pidió ayuda a Vydia. Una compañía de tecnología musical que lo ayudó a cumplir su promesa.

La masterización de Jesus Is Born concluyó en las primeras horas de Navidad. Ellos ya lo tenía en sus servidores para las 5am y llegó a las plataformas alrededor de las 7 u 8am. Todo esto, de acuerdo con Roy LaManna, el presidente de Vydia. Así fue cómo el regalo de Navidad de Kanye West llegó a sus millones de fans alrededor del mundo.

Aunque fue un regalo no muy bien recibido. En realidad no es un álbum de Kanye West, o al menos no uno donde él sea el protagonista. A lo largo de los más de 80 minutos de duración, el foco de atención es puesto sobre todos los músicos que lo acompañaron durante sus reuniones dominicales: el Sunday Service Choir.

Kanye solo sirve como pretexto para atraer la atención a un disco que poco tiene que ver con lo que un fan podría esperar de un LP suyo. Pero es algo que obedece a otra de sus promesas, solo lanzará música góspel de ahora en adelante.

En total, son 19 pistas las que conforman este material. Y a diferencia de Jesus Is King, este LP tiene un acercamiento mucho más tradicional al góspel. Aquellos que han tenido contacto con la música que se toca en las iglesias cristianas protestantes, reconocerán fácilmente la atmósfera de estas obras.

En los créditos, West aparece como productor ejecutivo y musical. Acompañado en las tareas musicales por Nikki Grier, Philip Cornish y Jason White. Y aunque algunos medios están acreditando a Kanye como el director musical, en realidad esa tarea la llevó a cabo Cornish. Mientras que la dirección del coro estuvo a cargo de White.

“Lo que pensaba que duraría una o dos semanas, me llevó a estar en compañía de Kanye West durante los últimos 10 meses. He pasado cada domingo con él“, comentó Jason White antes del lanzamiento de Jesus Is King. Este álbum es el resultado directo de lo que pasó domingo a domingo desde que el rapero comenzó con su proyecto de Sunday Service.

La temática religiosa sin duda representa un obstáculo para que aquellos no son creyentes conecten con el mensaje de las canciones. El reto es aún más grande para Kanye, pues también se enfrenta a generaciones menos religiosas: millennials y centennials.

Pero hay otra forma de apreciar a un disco como Jesus Is Born. Aunque no se conecte con el mensaje, se puede reconocer el gran trabajo musical que realizaron este grupo de talentosos músicos y vocalistas. El góspel siempre ha estado acompañado de enormes voces y músicos virtuosos y esta no es la excepción. Además, no deja de ser un álbum de Navidad que puede beneficiarse de la periodicidad.

Por lo pronto, no queda más que esperar el lanzamiento de Jesus Is King Part II. En este próximo material discográfico se espera la participación de Dr. Dre y podría ser lanzado este mismo año.

Aquí puedes escuchar Jesus Is Born, el nuevo disco de Sunday Service Choir con Kanye West: