Revelan detalles sobre la autopsia de Michael Jackson

El día de su muerte, el Rey del Pop no había ingerido más que analgésicos. Aparte, sus cejas y su cuero cabelludo estaban tatuados en color negro para combinar con la peluca que supuestamente usaba de manera regular.
Iraís M.
Foto: Facebook Michael Jackson

Recientemente se dieron a conocer nuevos detalles sobre la autopsia de Michael Jackson, quien falleció en junio del 2009. De acuerdo con The Mirror, el Rey del Pop solo pesaba poco más del equivalente a 50 kilos al momento de su fallecimiento y no tenía nada en el estómago fuera de pastillas parcialmente disueltas, después de un periodo de sobrevivir haciendo solo una comida al día. 

Entre otros detalles de la autopsia de Michael Jackson, se reveló que partes del cuerpo del cantante como caderas, muslos y hombros estaban cubiertos de pinchazos de lo que podrían ser inyecciones de analgésicos. Aparte, los labios del cantante estaban tatuados en color rosa. Sus cejas y parte de su cuero cabelludo estaban tatuadas en negro, para combinar con la peluca que supuestamente usó gran parte de su vida. 

Era todo piel y huesos, se le había caído el pelo y no había ingerido más que pastillas cuando murió”, declaró una fuente cercana al cantante a The Sun. La supuesta calvicie de Jackson pudo ser resultado del incendio que hubo mientras grababa un comercial para Pepsi en 1984. También se especula que este accidente haya tenido como resultado la adicción del Rey del Pop a los analgésicos. De hecho, su hermano Tito en algún momento apoyó esta teoría. 

Otros de los nuevos detalles de la autopsia de Michael Jackson son los supuestos moretones de sus rodillas y espinillas. Aparte, también tenía cortadas en la espalda, probablemente relacionadas a una caída. Por otro lado, su cuerpo tenía tanto áreas de piel clara como oscura, confirmando que el cantante padecía vitiligo, algo que la gente dudó durante años.