Siguen las críticas a Trump por la crisis de los niños migrantes

Para muchos, la solución que plantea con la orden ejecutiva llegó demasiado tarde.
SlangFm

La separación de las familias como consecuencia de la política “tolerancia cero” provocó la condena generalizada de republicanos y demócratas en el congreso, así como de ex primeras damas, Naciones Unidas, organizaciones defensoras de los derechos de los niños, miembros del clero y la comunidad artística en general.

Para intentar frenar este caos, Trump firmó una orden ejecutiva que le da 20 días a las familias para estar juntas en prisión antes de, finalmente, ser separados. No es una solución al problema, como Trump lo planteó.

En ese contexto, muchos artistas siguen haciendo un llamado a anular la “política de tolerancia cero”, pues es en realidad la única manera de solucionar esta crisis humanitaria.

A la par, el 20 de junio, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de los Refugiados de la ONU, algunos artistas hicieron hincapié en el daño que se ha hecho a los niños que ya fueron separados. Madonna publicó un poderoso mensaje: "Que se queden los niños, deporten a los racistas", junto con el hashtag viral #keepfamiliestogether.

Por su parte, Pink aludió directamente a la crisis de los refugiados: “La magnitud de la crisis de niños refugiados es descomunal. En este día #WorldRefugeeDay, los niños que se han visto obligados a abandonar sus hogares necesitan nuestra ayuda más que nunca", dijo.

Según los informes recientes de la UNICEF, el número total de niños migrantes y refugiados que se movilizan solos se multiplicó casi por cinco entre 2010 y 2015, llegando a niveles sin precedentes. La institución indicó también que al menos 300 mil niños separados y no acompañados se registraron en unos 80 países entre 2015 y 2016, frente a los 66 mil de 2010-11. Se trata del mayor número de menores forzados a desplazarse desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Katy Perry también envió un mensaje: "Nunca lo olvides, todos fuimos niños alguna vez", mientras que el rapero T.I. respondió a las palabras de Trump mientras firmaba la orden ejecutiva, pues este dijo: “Van a tener a mucha gente feliz", a lo que T.I. le recordó: “No hay quien vaya a reconocerte por deshacer algo que no debiste haber hecho desde un principio”, frase que acompañó de manera muy atinada con una imagen de un hombre pintándole dedo a la Trump Tower.

Otra de las que alzó la voz el Día de los Refugiados fue Jennifer Lopez, quien publicó una serie de tweets animando a todos los estadounidenses a unirse para luchar contra lo que ella llamó una serie de "atrocidades". La cantante dijo: "Al leer las noticias sobre la separación de los niños de sus familias, no puedo dejar de pensar en mis propios hijos”.

Y añadió: "No puedo comprender un mundo en el que me los arrancarían de los brazos para llevarlos a una especie de prisión lejos de mi hogar”.

Miley Cyrus publicó una declaración de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles que aplaudió la intensa presión que forzó a Trump a intentar poner remedio al desastre. "Los niños no debieron haber sido separados de sus padres en primer lugar y sus padres no deberían seguir en la cárcel. Su supuesta solución a una crisis que él mismo creó llegó demasiado tarde”, señaló la organización.

Una de las defensoras más activas de los niños fue Lauren Jauregui, de Fifth Harmony, quien ha estado hablando de la violencia armada en los países centroamericanos de donde huyen estas familias. A la par, ha estado publicando links de organizaciones que ofrecen servicios legales para ayudar a los padres que piden asilo.

Estas son algunas formas de ayudar a familias migrantes separadas en la frontera.