The Slow Rush: el nuevo disco de Tame Impala se estrenará en 2020

El proyecto liderado por el australiano Kevin Parker, confirmó la noticia con la publicación de un clip en su sitio web oficial.
Jonathan Matamoros
Foto: Island Records.

Tame Impala anunció oficialmente que su próximo disco se llamará The Slow Rush y estará disponible en el próximo Día de San Valentin, 14 de febrero de 2020. Semanas atrás, el proyecto liderado por Kevin Parker publicó un misterioso video en su sitio web.

El clip comienza con un osciloscopio haciendo mediciones y el sonido de ruido rosa de fondo. Las siguientes tomas muestran a Parker dentro de un estudio de grabación análogo y se le puede ver interactuando con una cinta y otros elementos del estudio. Casi al final del visual, después de las tomas repetidas, se cuela una escena de Kevin frente al mar.

Los fans de Tame Impala tenían la esperanza de que se trata de un teaser del esperado cuarto álbum de estudio del proyecto australiano. Esto fue confirmado por otro videoclip más largo, donde se escucha un instrumental acompañando a imágenes de Parker. Casi al final, se revela el nombre del LP como The Slow Rush y 2020 como el año de lanzamiento.

El más reciente disco de Tame Impala, Currents, fue lanzado en 2015. Desde entonces, los seguidores de Parker no escucharon música nueva hasta que este mismo año publicó “Patience” y “Borderline”. Además de estos primeros adelantos, han publicado dos temas más: “It Might Be Time” y “Posthumous”.

El cantautor incluso interpretó ambos tracks en vivo durante su participación como acto musical en la temporada pasada de Saturday Night Live.

En una entrevista realizada por Matt Wilkinson de Beats 1, Parker dijo que tenía planes de lanzar el álbum antes de que terminara el año. “Espero que así sea. Estaría muy decepcionado si no tuviéramos algo para entonces”, comentó.

“Me encanta tocar las canciones en vivo. Me encanta tocar las canciones de Currents, de Lonerism y todo lo demás. Pero creo que estoy listo para tocar otras canciones en vivo. Todas las cosas instintivas están ahí”, agregó.

Kevin siempre ha tomado bastante tiempo entre la realización de cada material, pero esta vez han sido más de 4 años de espera. Sobre esto, comentó que se debe a que debe sentirse de una forma específica para comenzar a escribir música en una reciente entrevista con New York Times. Mencionó que haría un disco cada año si pudiera, pero que no puede “apresurar el proceso”.

“Algo que pasa conmigo es que para empezar un álbum, tengo que volver a sentirme sin valor para querer hacer música. Comencé a hacer música cuando era niño para sentirme mejor conmigo mismo, ¿sabes? Lo irónico es que si me siento en la cima del mundo, confiado o como que todo está bien, no tengo ganas de hacer música“, expresó.

También confesó que a diferencia de muchos otros músicos, tocar frente a miles de personas no lo inspira para escribir piezas. En cambio, él prefiere “solo pensar en los chicos con audífonos que viajan en el autobús a casa desde la escuela, o que tienen una sesión para escuchar música con auriculares en sus cuartos”. Se identifica con ellos porque, “de allí” viene.

Acerca de la temática del sucesor de Currents, dijo que ya tenía un concepto en su cabeza: “Muchas de las canciones llevan esta idea del paso del tiempo, de ver tu vida pasar ante tus ojos. De poder ver claramente tu vida desde este punto en adelante… Estoy obsesionado con esta noción sobre el paso del tiempo. Hay algo realmente intoxicante sobre ello”.

A pesar de no tener material nuevo, Tame Impala salió de gira este año, incluyendo presentaciones en festivales como Glastonbury y Corona Capital Guadalajara. El próximo 19 de marzo se presentará en el Foro Sol de la Ciudad de México con MGMT como invitado. Dos días después viajarán a Monterrey para encabezar la novena edición de Pa’l Norte.