Sobre el rapero Johnny Escutia y otros artistas que Spotify ha censurado

Aunque como sociedad triunfamos cuando la música que promueve contenido violento tiene menos exposición, la lucha contra la misoginia, la pedofilia y los crímenes de odio es mucho más dura.
Iraís M.
Foto: Johnny Escutia, Instagram oficial.

Spotify retiró de su catálogo la música del rapero Johnny Escutia por “violar los lineamientos de los contenidos prohibidos por tratarse de un crimen de odio”. Esto, después de que una usuaria de Twitter invitara a la comunidad digital a denunciar las canciones de Escutia por hablar sobre violaciones, asesinatos y pedofilia. 

Entre los temas de Johnny Escutia que más dieron de qué hablar estuvo uno en el que hablaba sobre violar y matar a la YouTuber Yuya, cuya ubicación supuestamente conocía. Ana Luz, la usuaria de Twitter, también condenó que el rapero tuviera una canción en la que hiciera apología del feminicidio contra Ingrid Escamilla.

“Pues este enfermo literalmente tiene una canción que se llama YUYA con la cara de @yuyacst y dice cómo ya la tiene ubicada a ella y a su casa y cómo planea violarla y matarla. Y en su IG subió una foto con sangre y un “cuídate yuya” me da TERROR pensar de quién será esa sangre”, expuso también en el hilo Ana Luz.

 

“Parece ser que esta persona tal vez estuvo implicada, porque tiene público un audio con el asesino de Ingrid en donde le pide una sierra”, tuiteó Ana Luz sobre uno de los crímenes más atroces de México durante meses recientes.

 

El conflicto entre Johnny Escutia y Yuya

Gracias al hilo de Twitter, las denuncias en Spotify no se hicieron esperar y el contenido de Johnny Escutia llegó a oídos de todos, incluyendo a Yuya. “Hay un hombre que desde hace un tiempo me ha estado amenazando”, declaró la YouTuber en un video, aclarando que también habían amenazado a su familia.

En entrevista con el canal Mafian TV, Johnny Escutia sostuvo que lo que él hacía solo son canciones basadas en la realidad, “como películas de terror”. El rapero mexicano asegura que vive fuera de nuestro país desde hace más de 20 años y que jamás cometería los crímenes de los que habla. 

“Si yo fuera un loquito, si yo fuera un enfermo que hace lo que dicen mis canciones ¿tu crees que voy a subir todo eso a internet y a confesar y a decir? Pues no, el que hace eso se queda callado”, indicó Johnny Escutia en la entrevista, donde también señaló que la música para él es solo un pasatiempo. 

Yuya si en algún momento te ofendí, te ofrezco disculpas. No fue con esa intención y nunca pensé que llegaría hasta ti”, fueron las palabras que le dedicó el también llamado King de la Furia a la influencer. “Si te han amenazado denuncia, al igual que la otra chica. Denuncien y que busquen a los responsables”, señaló Johnny Escutia. Esto al parecer se dice fácil cuando eres un hombre que ni vive en México.

“Yo tengo las manos bien limpiecitas y hay mucho loquito en el mundo”, indicó Escutia. En eso tiene razón, pero esos “loquitos” escuchan su música y tal vez están influenciados por esta. Prueba de esto es el mensaje que recibió la tuitera Ana Luz tras hablar sobre el contenido de Johnny Escutia. Mismo que por cierto, también fue denunciado por el PRD ante la Fiscalía General de la República por incitar al feminicidio, violación, pedofilia y más. 

Tus días están contados”, le dijeron a la tuitera. Escutia, por su parte, aseguró en Facebook: “Ya unos camaradas se van a encargar de eso”, como si fuera chistoso. 

Otros casos similares al de Johnny Escutia

El debate sobre “separar al creador del arte” lleva mucho tiempo y Johnny Escutia no es el primero en hacernos cuestionarlo.

Aunque hay criminales que pueden estar influenciados por canciones, es claro que los artistas no son culpables de sus delitos. Entonces, ¿qué podemos hacer en un país lleno de violencia de género e impunidad?

Por mencionar otros casos a nivel internacional, en 2018, “Só surubinha de leve” de Mc Diguinho fue parte del playlist Top Viral de Spotify. El tema hacía apología de la violación y era sumamente misógino, por lo que en su momento, también lo bajaron del servicio de streaming.

Después de esto, la plataforma quitó música de R. Kelly y de XXXTentacion de las playlists curadas por su equipo como parte de la política “Conducta de odio y conducta inapropiada”. Esto, debido a los crímenes de violencia doméstica y abuso que cometieron los raperos, aunque no los quitaron de la plataforma.

Chris Brown, quien golpeó brutalmente a Rihanna, no ha llegado a ser objetivo de Spotify en ese aspecto.

Tekashi 6ix9ine, quien desde antes de ser tan famoso ya había abusado de una menor de edad, podría ser candidato a tener un bajo perfil en Spotify si tomamos en cuenta sus antecedentes.

Sin embargo, algunas de estas medidas no van a disminuir inmediatamente crímenes misóginos y de odio en el mundo; pero tampoco queremos que estos mensajes se propaguen como si nada. Al final de cuentas sí podrían tener una influencia en el escucha. Tal vez cuando los sistemas de justicia funcionen a la perfección podremos dejar de condenar el contenido violento y escucharlo como una ficción.