“No se culpe a nadie de mi suicidio”, Armando Vega Gil

Botellita de Jerez confirmó la muerte del músico y escritor.
SlangFm

El músico y escritor Armando Vega Gil se quitó la vida este lunes (1 de abril) después de haber sido acusado vía #MeTooMusicosMexicanos por haber acosado sexualmente a una menor de edad.

“Con un inmenso pesar, comunicamos que nuestro compañero Armando Vega Gil falleció la madrugada de hoy. Nos encontramos procesando esta noticia y haciendo los trámites correspondientes”, publicó Botellita de Jerez, banda de la que formaba parte, a través de las redes sociales.
Tweet

De acuerdo con el testimonio de acoso, dado a conocer durante el fin de semana, Vega Gil le hacía comentarios sexualmente explícitos a una chica de 13 años. En ese entonces el bajista tenía 50 años de edad, según la denuncia difundida vía redes sociales.

La carta

Unas horas después, el músico habló al respecto vía redes sociales. “Lo afirmo categóricamente, dicha acusación es falsa”, indicó el también escritor en una carta compartida a través de su último tuit. “Uno de mis oficios más importantes es escribir y cantar escribir para chicos, además, soy padre de familia”, continuó el bajista.

“Es correcto que las mujeres alcen la voz para hacer que nuestro mundo podrido cambie. Es un derecho inalienable el de la denuncia, sobre todo para las mujeres de este país y del mundo entero (…) En fin, es un hecho que perderé mis trabajos, pues todos ellos se construyen sobre mi credibilidad pública. Mi vida está detenida, no hay salida”, indicó el autor de libros infantiles como El libro de Oventic.

“Debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una radical declaración de inocencia; solo quiero dejar limpio el camino que mi hijo transite en el futuro”, sostuvo.

“Gracias a los que se mostraron solidarios conmigo, a los que me cobijaron con su amor estos 64 años. No se culpe, pues, a nadie de mi muerte, esta ―el suicidio―, es una decisión consciente, voluntaria, libre y personal. Hasta pronto”, concluyó.
Tweet