¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Tekashi69 acusa a Cardi B de pertenecer a la pandilla Nine Trey Bloods

Durante su tercer día participando como testigo protegido, el rapero continuó señalando a figuras que forman parte de Nine Trey Gangsta Bloods.
Jonathan Matamoros
Foto: Scott Roth/Invision/AP, Heikki Wichmann/Shutterstock.

Tekashi 6ix9ine acusó a Cardi B de ser miembro de la pandilla Nine Trey Gangsta Bloods durante su participación como testigo protegido en el juicio de dos integrantes de ese mismo grupo criminal.

Tekashi, cuyo nombre real es Daniel Hernandez, testificó en contra de Anthony “Harv” Ellison y Aljermiah “Nuke” Mackdos, dos miembros de Nine Trey Gangsta Bloods en un juicio por crimen organizado, tráfico de drogas y otros crímenes.

Durante su tercer día en la corte, Hernandez identificó a Cardi B como miembro de la pandilla. “¿Sabías que Cardi B era parte de Blood?“, preguntó el abogado de Mack, Alex Huot. “Es correcto“, contestó Tekashi.

Huot replicó: “¿Sabías que Cardi B hacia videos con miembros de Blood en el fondo?“. Su respuesta fue positiva, pero negó haberse inspirado en la rapera para incluir a miembros de la pandilla en sus propios videos e impulsar su carrera.

Cardi B habló sobre su asociación con este colectivo anteriormente. Durante una entrevista con GQ en 2018, dijo: “Solía romperla con mis amigos. Y ellos decían, ‘tú realmente la rompes. Deberías venir a casa. Deberías volverte Blood’. Y lo hice. Sí, lo hice. Y algo así —no es algo que puedas dejar. No lo dejas”.

Las declaraciones de 6ix9ine fueron negadas por los representantes de Cardi. Pero, en un tuit que después borró, la rapera confirmó que solo estaba relacionada con Brim Bloods: “Tú lo dijiste. Brim, pero no Nine Trey. Nunca he sido parte de Nine Trey ni me he relacionado con ellos”.

Captura: TMZ.

6ix9ine también fue cuestionado sobre la identidad de Jim Jones. Él respondió que era “un rapero retirado”. “¿Es un miembro de la pandilla Nine Trey Bloods?“, le preguntaron y Tekashi contestó: ““.

Hernández firmó un acuerdo con las autoridades estadounidenses para cooperar con información, a cambio de recibir una sentencia menor. Antes de esto, enfrentaba una pena mínima de 47 años de cárcel. Ahora, podría salir libre en enero del próximo año.