The Show Must Be Paused: una iniciativa de la industria musical contra el racismo

“Nuestra misión es responsabilizar a la industria en general, incluidas las grandes corporaciones y sus socios, que se benefician de los esfuerzos, las luchas y los éxitos de las personas negras”, se lee en el comunicado de la iniciativa.
Iraís M.

Este fin de semana, dos ejecutivas de Atlantic Records convocaron a la iniciativa The Show Must Be Paused como parte del Blackout Tuesday este martes (2 de junio). Esto, como respuesta de la industria de la música ante las muertes de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y más ciudadanos afroamericanos a manos de policías de Estados Unidos. 

The Show Must Be Paused es una propuesta de Brianna Agyemang y Jamila Thomas, como reacción “al racismo y la desigualdad de toda la vida que existe desde la sala de juntas hasta las calles”. Con el nombre que decidieron ponerle a esta iniciativa, le dan la vuelta a la máxima del mundo del espectáculo: The Show Must Go On (El show debe continuar)”, para demostrar la urgencia de tomar acción ante la violencia policial y el racismo sistemático que sigue perdurando. 

“Como guardianes de la cultura, es nuestra responsabilidad no solo unirnos para celebrar los triunfos, sino también contenernos mutuamente en las pérdidas”, se declara en el comunicado de “The Show Must Be Paused (El show se debe detener)”.

Más sobre The Show Must Be Paused

El esfuerzo de este martes tiene como intención interrumpir la semana laboral de quienes participan en la industria de la música. Este es un sector multimillonario que se ha beneficiado, principalmente, del arte hecho por negros. “Nuestra misión es responsabilizar a la industria en general. Incluidas las grandes corporaciones y sus socios, que se benefician de los esfuerzos, las luchas y los éxitos de las personas negras”, se advierte en la invitación.

Para las creadoras de The Show Must Be Paused, estas compañías tienen la obligación de proteger y empoderar a las comunidades negras, mientras que debería durar más que las 24 horas del “apagón”. La idea del Blackout Tuesday es reconectar con la comunidad y la sugerencia de Agyemang y Thomas es que quienes pertenecen a la comunidad afroamericana, como ellas, se tomen el día para enfocarse en su bienestar y su salud mental.

Los aliados en la industria de la música, este martes deberán tener las conversaciones politizadas y complicadas que se suelen evitar. Es el momento de detener el racismo desde nuestras trincheras creando conciencia con amigos, familia y colegas.

Entre los sellos que se han sumado al Blackout Tuesday están Def Jam Recordings, Motown Records, Universal Music, Warner Music, Sony/ATV, BMG, la distribuidora EMPIRE y Shady Records de Eminem, entre otros. “En este día dedicaremos nuestro tiempo y esfuerzos a ayudar a prevenir las injusticias sociales y explorar maneras de luchar contra la inequidad racial”, se lee en el comunicado de la disquera de Slim Shady. 

Incluso el evento PS5, de Sony/PlayStation, que se celebraría el 4 de junio, se pospondrá. “Hay voces más importantes que deben ser escuchadas”, se lee en el comunicado de la marca.