Vuelve la polémica a American Idol: un concursante conocía los resultados

Un ganador dijo que tenía a un “infiltrado” en la producción.
SlangFm

El cantante estadounidense de soul y ex concursante de American Idol, Taylor Hicks, dijo en entrevista con un programa de radio que él sabía de manera anticipada quién se iría a su casa cada fin de semana que se transmitía el concurso de talentos.

"Tuve un infiltrado en toda la producción del programa. Esa persona me decía los resultados antes de que fueran revelados”, dijo.

Aclaró que la única noche que no supo cuál sería el final fue en la temporada 5 en 2006, cuando él resultó ganador contra Katharine McPhee. Sin embargo, aclaró, el productor ejecutivo del programa, Nigel Lythgoe le hizo un "guiño" antes de que se anunciaran los resultados. Cuando esto ocurrió, TMZ lo hizo notar, pero el ejecutivo negó todo el tiempo haber hecho algo semejante.

Antes de haberse dado a conocer por American Idol, Taylor Hicks fue un cantante de música independiente, papel en el que se desenvolvió durante diez años. Después de triunfar en el concurso firmó un contrato con una disquera y lanzó su álbum debut, Taylor Hicks, a finales de 2006.

La noche del 10 de mayo de 2006 Hicks concursó junto con Katharine McPhee y Elliott Yamin, quienes llegaron como finalistas. El 12 de mayo Birmingham, Alabama proclamó el “Día de Taylor Hicks" y le fue concedida la "Llave de la Ciudad".

Días más tarde, el 24 de mayo de 2006, el cantante fue proclamado ganador con más de 63. 4 millones de votos, con lo que se convirtió en la persona de mayor edad (entonces tenía 29 años) en ganar una temporada de American Idol.

Las controversias no son ajenas a este concurso. Desde su creación se han dado muchas polémicas, en especial relacionadas con su proceso de votación y los resultados finales, además no han faltado los prejuicios de género contra las concursantes. Otro tema que ha puesto de manifiesto su falta de ética tiene que ver con las actividades de los concursantes antes de competir en el programa, tal es el caso de la negociación de contratos previos con disqueras, lo cual viola las reglas.

La discriminación de género y contra minorías raciales no han faltado en el show. De acuerdo con Wikipedia, durante cinco temporadas consecutivas -de siete a once años-, el premio fue otorgado a un hombre blanco. Esta lista de ganadores consecutivos generó quejas por parte de los críticos, quienes calificaron al que ganaba como "un tipo blanco con guitarra" y expresaron que el posible ganador del concurso se había convertido en una figura demasiado predecible.

Por todo esto, las declaraciones de Hicks parecen no sorprender del todo a la gente de la industria de la música ni a quienes llevan tiempo familiarizados con la oscura manera de operar de este concurso de talentos.