Yoga Fire nos cuenta todo detrás de su disco ‘Lázaro’

"Es un disco de Hugo que interpreta Yoga [Fire] por primera vez. Está cagado eso, nunca había hecho ese experimento de decir la verdad”, nos dijo el artista sobre el material.
SlangFm

Platicamos con Yoga Fire acerca de Lázaro, álbum lanzado el año pasado. Es un disco de hip hop que no reniega de las influencias de pop, house, R&B y salsa de Hugo Canchola, verdadero nombre del artista. 

“Obviamente quería llenar de instrumentos, dotar de calidad humana el disco, inmiscuir energías de otra banda”, declaró a Slang sobre el álbum en el que hay una colaboración con Noa Sainz (“Entre los 2”) y una con Dromedarios Mágicos (“Fuck Luv”) en la que los instrumentos estuvieron a cargo de Big Big Love. 

Vengo de una muerte musical así bien cabrón y creo que para mí es levantarme de una muerte de concepto, de alma, de contenido. Como artista, como ser humano, es una resurrección total”, indicó Yoga Fire, quien aseguró que San Lázaro se le apareció en un sueño y de ahí decidió ponerle ese nombre al material. 

Foto: Yoga Fire en CDMX. Jesús Elizondo para Slang.

“Después de este sueño y que empiezo a bajar todo este concepto le llamo al Santa Satán [director de arte y diseñador de Lázaro] y empiezo a darle como toda la onda. Queríamos que se viera rojo terciopelo de padre; superdorado, pero ese dorado que no es oro: oro falso de iglesia. Queríamos que todo tuviera como elementos acá también medio antagónicos, ese pedo iconoclasta de ponerme una corona de espinas, sabía que mucha gente se iba a molestar”, agregó. 

Para Hugo, este material consistió en abrazar sus influencias musicales. “Yo crecí con salsa, no con reggaetón; no crecí con rap, crecí con disco, con funk, con las de Universal Stereo, con rock, con Axl Rose”, advierte el artista. “Por eso salió lo católico, lo latino, lo verdadero, lo mexa. Es un disco de Hugo que interpreta Yoga [Fire] por primera vez. Está cagado eso, nunca había hecho ese experimento de decir la verdad”, concluyó sobre el material.